jueves, 14 de abril de 2016

Flores comestibles en tu jardín.

Inspirada por un artículo de El gourmet cosmopolita en el que habla de las flores comestibles y sus usos culinarios, he pensado que puede ser una idea excelente crear un espacio en el jardín con flores, que además de embellecerlo  puedan servir para dar un toque de sabor y color a los platos, además de decorar con un toque chic y original, con el que sorprender a tus invitados.
 
 


Clavel del poeta
 
 
Porque no todas las flores son comestibles, ni se deben comer si no han sido cultivadas de forma ecológica para este fin (jamás uses para uso alimenticio flores de floristerías o procedencias desconocidas por muy comestible que sea la especie, ya que pueden llevar pesticidas u otros productos químicos que pueden ser perjudiciales para la salud), por lo la mejor garantía será cultivarlas uno mismo. Asegúrate, en tu vivero habitual,  que las semillas  sean de flores comestibles.
A continuación te presento una selección de flores comestibles:


Begonia, su sabor es ligeramente ácido, así que puede ser el complemento perfecto en ensaladas o en macedonias, y para dar el contrapunto en algunos postres o helados.
 


Begonia



Violeta, delicada, hermosa, y de tamaño perfecto para adornar un plato, su sabor es sutil y puede combinar con cualquier receta bien fresca o cristalizada.
 
 
 
Violeta
 
Caléndula. Los chefs la utilizan mucho en las ensaladas.
 
 
Caléndula
 

Flor de cebollino. Su sabor recuerda sutilmente a la cebolla, su color dará un toque muy chic a los platos con carne y por supuesto a las ensaladas.
 


Flor de cebollino


Clavel del poeta. De colorido alegre y vistoso y sabor dulce es perfecta en la preparación y decoración de postres con frutas y dulces.




Clavel del poeta


Flor de jazmín. Su aroma es muy apreciado en Japón y en Marruecos. Complementa perfectamente con platos dulces y salados.




Jazmín


Flor de azahar. Su intenso y dulce aroma, la hace perfecta en la preparación de postres y de platos salados para lograr contraste.



Azahar


Cultivando tus propias flores de forma ecológica conseguirás hacer que tu jardín luzca más bello y vistoso y tendrás tu propio huerto de flores comestibles. De tu jardín a tus platos.



Michelle de Chardin

No hay comentarios:

Publicar un comentario